La hija del pintor

P1070936-3

Alba, una chica dura; dominó los páramos y las cumbres de la agreste Sierra de la Cabrilla sin quejarse una sola vez. No pude evitar fijarme en cómo José Miguel, su padre, ejerció a la perfección como tal: pequeños detalles, palabras, miradas… siempre presente pero dejando su espacio, y precisamente eso traté de captar en esta imagen.

No suelo comentar mis propias fotografías, pero me apetecía compartir la historia que hay detrás de ésta.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja tu crítica, gracias.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Todas las entradas